fbpx
Soy nuevo Olvidé mi contraseña

MAQUILLAJE PARA PIELES MADURAS

Por Claudia Gamiño

Con el paso del tiempo la piel va perdiendo la capacidad de reparar daños por diversos factores causando arrugas, manchas, falta de firmeza, deshidratación y perdida de luminosidad.

PRODUCTOS CLAVE EN ESTE LOOK

Extra Firming Day de Clarins, CellLift Cream de CellCosmet, Age Perfect de L’oreal, Le Blanc de Chanel, Prep + Prime Skin de MAC Cosmetics, Refining Make Up Primer de Shiseido, Age Rewind Foundation de Maybelline, Maestro Fusion Makeup de Armani, Mineralize Moisture Foundation de MAC Cosmetics, Contour Kit de Anastasia, Shade and Light de Kat Von D, Sculpting Du, Touche Eclat de Yves Saint Laurent, Beuté Concealer de Pé de Peau, Fluidline Eyeliner de MAC Cosmetics, Eye Tint de Giorgio Armani, Eye Shadow Primer de Urban Decay

LAS DIFERENCIAS DE UNA PIEL MADURA

Con el paso del tiempo la piel va perdiendo la capacidad de reparar daños por diversos factores causando arrugas, manchas, falta de firmeza, deshidratación y perdida de luminosidad. Muchas veces me preguntan si los productos y las técnicas que utilizo al maquillar a una piel madura son distintos a los que uso para una piel joven, y la respuesta es: sí. Al maquillar a mujeres adultas nos enfrentamos a su deseo de querer lucir jóvenes y radiantes por lo que nuestro trabajo es ayudar a disimular estas marcas así como resaltar la belleza de nuestras clientas. Por eso es importante tomar en cuenta ciertos tips y productos que nos ayudarán obtener resultados increíbles en este tipo de pieles.

¿HIDRATANTES O HUMECTANTES?

Para entender por qué una piel madura requiere el uso de un primer hidratante y no humectante como las pieles más jóvenes, aquí te explico algunos diferencias entre ellos:
Humectante: Sustancia que absorbe o ayuda a retener la humedad. Hidratante: Sustancia que imparte o restaura el agua de la piel.
Una crema es humectante cuando actúa en forma de barrera protectora en la piel evitando la evaporación del agua que contiene el tejido. restablece el manto ácido de la piel el cual protege al cutis contra la acción de factores dañinos del medio ambiente.

Los productos hidratantes aportan la cantidad de agua necesaria por las células para realizar sus funciones metabólicas. Este tipo de cremas actúan en las capas más profundas de la piel y pueden ser simples o complejas. Las simples son a base de lanolina y aceites vegetales, y las compuestas contienen sustancias activas, como vitaminas, sales y minerales. Se aconseja usar las hidratantes simples a partir de los 20 años y las complejas a partir de los 30.

PRIMERS

Los primers o preparadores de piel debemos aplicarlos después de una crema hidratante y antes de la base de maquillaje. El objetivo de estos productos es mejorar la textura de la piel, reducir los poros, suavizar las líneas de expresión y obtener un maquillaje más duradero.

A diferencia de un primer para una piel joven debemos tomar en cuenta que el producto sea de intensa hidratación para que ilumine y rellene las líneas de expresión, este tipo de productos y su correcta aplicación brindarán en nuestras clientas una piel con una apariencia más joven y radiante. No olvidemos que la piel debe estar completamente limpia y si lo aplicamos con esponja es preferible que esté un poco húmeda. Recomiendo limpiar el rostro con agua micelar Sensibio de Bioderma.

LA BASE

Elegir el tipo de cobertura y acabado de una base es indispensable para una piel madura pues tiene necesidades muy específicas. Como sabemos la base es un producto básico en nuestro trabajo como maquillistas ya que la tecnología de estos productos
nos ayuda a equilibrar, mejorar y emparejar el aspecto
y tono del rostro para este tipo de pieles.

Además de elegir productos con alta cobertura que nos ayuden a disimular los signos de la edad, en este tipo de pieles es importante tomar en cuenta si es una piel grasa, mixta o seca. Por ejemplo, una piel madura generalmente es una piel seca y con líneas de expresión, motivo por el cual no debemos aplicar bases en polvo que normalmente son utilizadas para pieles grasas.

Seguramente a algunos nos ha pasado esto al aplicar polvos en pieles maduras, las líneas de expresión se marcan mucho más y la apariencia de la piel se ve seca. Por lo que las bases líquidas o en gel, con ingredientes ligeros son la mejor opción para devolver un poco de frescura a estas pieles y un poco de luz.

Existen muchas marcas que cuentan con bases de maquillaje increíbles para pieles maduras y mi recomendación es aplicarla con tus dedos limpios y calentar el producto con tus manos para una lograr que penetre bien sobre la piel y el producto quede bien distribuido en el rostro. También puedes aplicar la base con brochas especiales, a mí me funciona perfecto la brocha 190SH Foundation Brush de MAC Cosmetics.

A los rostros maduros recomiendo darles un efecto a los pómulos como si estuvieran más altos con la finalidad de que el rostro se vea más joven. Esto lo logramos aplicando la crema oscura de color neutro desde el inicio de la patilla en dirección a la comisura de los labios, superior a esta corrección podemos aplicar una crema o corrector dos tonos más claros para darle luz a mejillas y así obtener unos pómulos con aspecto más joven.

CONTOURING

Como sabemos esta técnica sigue en tendencia entre mujeres de todas las edades. A través de tonos claros y obscuros con polvos y/correctores, es posible resaltar facciones de nuestras clientas y disimular o afinar algunas partes del rostro.

Para realizar contouring en pieles maduras recomiendo aplicar productos líquidos y cremosos, si usamos polvos estos marcarán más las líneas de expresión y recordemos que nuestro objetivo es brindar frescura al rostro. Los polvos únicamente funcionan en la zona de pómulos para pieles grasas. ¿Qué cantidad de producto? Siempre comienza de menos a más, es importante no saturar de producto y tratar de hacerlo lo más natural posible. Difuminar es clave y a mi me sirve mucho hacerlo con una esponja ligeramente húmeda dando golpes suaves sobre el producto en el rostro para que se funda con la base de maquillaje
Crédito de la fotografía

CORRECTORES

Existen muchos colores de correctores yo les recomiendo tres básicos con los cuales podrás cubrir todo tipo de imperfección. Un beige claro . que sea solo dos tonos mas claros al color de la piel. Un oscuro que sea tres tonos abajo y por último un color durazno que se adapte al color de la piel.

Para manchas, paño y ojeras muy oscuras lo mejor es utilizar un corrector de buena cobertura color durazno o casi naranja. Recomiendo aplicarlo con una esponja sobre la mancha a tratar y difuminarlo. Después aplica la base de maquillaje del mismo tono de la piel de tu clienta con una brocha de muchas cerdas, yo adoro las brochas para rubor ya que estas dejan mucho más parejo el tono y penetra el producto mucho mejor en la piel.

En el caso de las pieles rojizas o rosadas la mejor opción es utilizar un corrector amarillo del tono de la piel. Para el área de las ojeras me gustan los correctores hechos a base de gel ya que estos no marcarán las líneas de expresión y se difuminarán fácilmente. Existen correctores en barra increíbles que cubren perfecto.

CORRECCIÓN DE OJOS

Los productos en crema también nos ayudarán a endurecer la mirada. Recomiendo aplicar una base de sombra en crema del color de la piel o algún corrector antes de aplicar sombras en polvo, esto permitirá que el maquillaje de ojos tenga mayor duración, la aplicación del producto corra mejor y la aplicación de las sombras en polvo se verá más uniforme en nuestras clientas.

Generalmente los párpados se caen un poco con la edad y esconden el parpado móvil, para iluminar esta zona me ha servido aplicar sombras matte en el parpado fijo dos o tres tonos más oscuras que el tono del párpado móvil, este efecto da volumen logrando una mirada más joven.

Para ojos maduros encanta aplicar dos o tres tonos de sombras. Uno de base que es la sombra cremosa. Después uno que brinde color o disimule el parpado caído en acabado matte, lo puedes aplicar con la brocha 224 de MAC Cosmetics que hace muy fácil la aplicación del producto. Por último, un tono más claro que ilumine el lagrimal y el párpado móvil, esto yo lo hago con una brocha plana de tamaño mediano. Es importante aplicar las sombras siempre en dirección ascendente y así levantar la mirada de tu clienta.

En cuanto al delineado, los productos cafés o negros en crema son ideales para aplicarlos entre las pestañas del párpado fijo con una brocha delgada. Recomiendo darle un efecto sutil de cate eye para levantar la mirada y crear un aspecto de pestañas abundantes. Los delineados gruesos suelen endurecer la mirada.