fbpx
Soy nuevo Olvidé mi contraseña

La magia y los secretos de Mark Coulier en el diseño de makeup y FX de “Suspiria”

Noticias
Daniela Sánchez
21.02.2019

El reciente remake de la película “Suspiria” de los años 70’s es un homenaje y reinterpretación de la película de terror donde el cineasta de culto, Dario Argento, llevó hasta los terrenos del máximo delirio estético y sobrenatural del subgénero fílmico. En la nueva versión, el artista de maquillaje Mark Coulier @mcoulier, quien anteriormente había trabajado en varias adaptaciones cinematográficas como Nightbreed (1990) y Candyman (1992), se desempeñó como coordinador de efectos de maquillaje del film logrando crear múltiples transformaciones tan reales que hasta lo largo de la filmación, pocos dentro del set sabían que Tilda Swifton interpretaba a 3 personajes (Madame Blanc y Helena Markos y Dr. Josef Klemperer).

Junto con el director Clive Barker, Coulier buscó inspiración y referencia en fotografías forenses y otras películas con FX para lograr  lo mejor utilizando métodos prácticos. 

La mayoría de los prostéticos de la película que se utilizaron fueron de silicón, específicamente de platino curado con silicona que crea un efecto tan delicado que llega a sentirse como si fuera piel. Este producto es muy fácil de utilizar y puedes adelgazarlo hasta donde sea necesario para crear un sin fin de cuerpos y pieles. 

Hay varios momentos en la película donde destacan los FX. Una escena muy importante es en la que el personaje de Olga, ya decidió que se quiere salir del grupo de baile. Susy, el personaje interpretado por Dakota Johnson está bailando en el salón y sus movimientos afectan y lastiman al personaje de Olga quien se encuentra en el salón de a lado. Esta escena es de las más dramáticas y vemos como el cuerpo de Olga se rompe. 

Hablando con el director de cómo solucionarían esta escena, dónde la mandíbula se disloca, el brazo se rompe y la pierna también sale fraccionada, Coulier encontró una manera práctica para lograr un efecto real y funcional. El maquillista decidió crear muchos prostéticos (una mandíbula, un prostético para el estómago, una pierna y un brazo falso) que lograron dar la ilusión de que la actriz se rompía todo logrando un efecto grotesco y maravilloso mientras el personaje se arrastraba por el salón. 

En la película hay tres escenas en las que alumnas deciden salir de la escuela y en todos los casos sus cuerpos terminan destrozados. En Chloë Moretz hicieron un maquillaje de cuerpo completo (5 horas). Utilizando imágenes de libros forenses como referencias visuales para lograr los mejore resultados. 

Otra escena importante es en la que Dakota Johnson abre su pecho por completo. Ahí también utilizaron una aplicación de silicón para permitir que la actriz lograra abrir su cuerpo. Una manguera de sangre estaba escondida dentro del prostético para liberar líquido rojo durante la ejecución de la acción haciendo todo aún más mórbido. Hay muchas otras escenas estilo gore donde la sangre vuela de cuerpos atacados y en general se utilizó el mismo método que el del personaje de Dakota, escondiendo mangueras debajo de las “heridas” para salpicar el líquido rojo. 

Sin embargo, lo más grotesco y complicado del maquillaje fue la ejecución del personaje de Tilda Swifton quien interpreta a Markos, a Madame Blanc y a Klemperer. 

En el caso de Markos, Guadagnino tenía unas fotografías de cuerpos arrugados, flácidos y muy perturbantes que utilizaron como referencia para crear el desnudo que utilizaría la actriz para interpretar a una bruja que seguro pasará a la historia. Entre Guadagnino y Coulier se reinvento el estilo de bruja a la que normalmente estamos acostumbrados a ver (Nariz puntiaguda, lunar sobre la boca, cabello largo, etc..).

Suspiria según el maquillista no fue una película de gran presupuesto, por lo que el dinero que se gastó de manera muy inteligente. Todo lo que crearon aparece en la pantalla y sin duda no sólo fue cuestión de crear algo práctico sino de lograr la mejor coordinación y equipo de maquillistas para lograr estos resultados. El trabajo en equipo fue tan importante y durante todo el rodaje y hasta después de un mes del lanzamiento de la película, salió el secreto de que el papel del Dr. Josef Klemperer había sido interpretado por Swifton y no por un “actor alemán llamado Lutz Ebersdorf”. Un secreto muy bien guardado por los maquillistas que transformaban a la actriz en hombre y algunos otros pocos del crew de la película.